(placeholder)

1. Reacciones anteriores

La elección del nuevo gobierno se llevó a cabo el primero de julio del 2018. La toma de posesión fue el primero de diciembre de este mismo año.

Los mercados, entendiéndose como tales: el financiero, el bursátil (bolsa de valores) y el cambiario (cotización del peso frente al dólar), de alguna manera dieron por “descontado” que en la toma de posesión el mensaje no iba a variar los argumentos vertidos durante la elección y los meses subsiguientes. Por lo tanto se mantuvieron estables.


Con algunas dudas, los inversionistas e iniciativa privada mantuvieron su postura de certidumbre respecto a sus inversiones, ya que no se ha dado una fuga importante de capitales hacia el extranjero. Cabe señalar que el tratado de libre comercio con Estados Unidos y Canadá, que para México es muy importante, fue firmado por los primeros mandatarios de los 3 países, el 30 de noviembre del presente año, o sea, un día antes de la toma de posesión. Y actualmente, se encuentran en proceso de ratificación ante los senados de las tres naciones.


2. Toma de posesión

La toma de posesión se llevó a cabo dentro de un marco institucional, o sea, que la transición del poder fue pacífica y democrática. Por supuesto, lo anterior reforzó la confianza en un manejo ordenado del cambio de mando. No hubo presiones internas ni externas, y el evento se vio robustecido con la asistencia de personajes importantes de las naciones más significativas del mundo. Con mucha insistencia, el nuevo presidente criticó las prácticas “neoliberales”, lo que provocó algunas inquietudes, pues todo cambio siempre deja un sentimiento de duda.


Dentro de las cosas a las que nos tenemos que acostumbrar con esta nueva forma de gobierno, están algunos procedimientos tales como:


i) Consultas populares, que consisten en buscar la opinión pública sobre ciertas decisiones gubernamentales. Por ejemplo, días antes de la toma de posesión se llevó a cabo la primera de ellas, acerca de la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM).

ii) Austeridad republicana. Elimina gastos suntuarios y de representación.

iii) Nuevas políticas con sesgo populista.

iv) La interacción que va a existir entre buscar un mayor crecimiento económico y cumplir con las ayudas populares que se ofrecieron durante la campaña electoral. Entre otras, aumentar la pensión a los adultos mayores y dar una beca para algunos jóvenes, que las oficinas gubernamentales y algunas empresas recibirán como “aprendices”.


3. Comentarios sobre algunas políticas anunciadas en la toma de posesión para el sexenio:

Antes de mencionar algunas de estas políticas o tareas, cabe señalar que en estricto sentido el periodo del nuevo gobierno no será “sexenal”, ya que va a ser de 5 años y 10 meses, o sea que terminará el 30 de septiembre del 2024. Lo anterior fue consecuencia de un cambio constitucional que permitirá a los nuevos gobiernos tener más tiempo entre la toma de posesión y la elaboración del presupuesto de gastos para el siguiente año.


El nuevo mandatario señaló que podría resumir su gobierno en los siguientes términos:


- “Honestidad”: Que se traduce en un combate total a la corrupción. Inclusive, se anunció que los delitos que pueden caer dentro de la descripción de corrupción sean considerados como delitos “graves” (aquellos que no permiten libertad condicional).


- “Fraternidad”: Sobre este concepto, manifestó algunos postulados que inclusive tienen una fuerte carga moralista e incluso algunos de ellos podrían ser considerados como bíblicos, por ejemplo:

i) ”El buen juez, por su casa empieza”

ii) ”Por el bien de todos, los pobres primero”

iii) ”No soy vengativo”

iv) ”No tengo enemigos, sino adversarios”


- ”Austeridad”:

i) La reducción de sueldos de toda la burocracia en general

ii) La suspensión de gastos propagandísticos

iii) Reducción de viajes al extranjero

iv) Suspensión de otro tipo de prestaciones, entre otras, seguro de gastos médicos para los trabajadores del gobierno

v) La venta inmediata del avión presidencial

vi) Terminar con la flotilla de aeronaves y helicópteros para servidores públicos

vii) Prescindir de la residencia oficial del presidente en turno llamada en México “Los Pinos” para convertirla, desde la fecha de posesión, en un centro cultural de acceso libre


- ”Legalidad”: Dijo textualmente a este respecto lo siguiente:

i) “Al margen de la ley nada, por encima de la ley nadie”

ii) ”No habrá reelección”

iii) ”Se respetará la autonomía de Banco de México”. Como se sabe este es el banco central, encargado del manejo del mercado cambiario, la política monetaria y el mantener las reservas internacionales de dólares y oro, que en México suman una cifra muy importante, y que se usan como respaldo de algunas crisis o “turbulencias” económicas internas o exógenas.

iv) ”Respeto a los otros dos poderes”


4. Aspectos tranquilizadores:

Se mencionó que:

a. No habrá nuevos impuestos, ni aumentos en los mismos.

b. No se endeudará más el país.

c. Cuidado del medio ambiente.

d. Invitación a inversionistas nacionales y extranjeros.

e. Estrechar y mejorar relaciones con todos los países y especialmente con los socios económicos, subrayando la búsqueda de la cercanía con los gobiernos de Estados Unidos y Canadá.

f. Fomentar las relaciones pacíficas con todo el mundo.

g. Acciones “para convertir a México en una potencia mundial”.

h. Se llevo a cabo la primera reunión con la conferencia nacional de gobernadores (“CONAGO”). Este grupo es muy importante en México porque entre otras cosas, se pretende robustecer el federalismo, o sea, el conservar y madurar el principio de que los estados de la república son libres y soberanos. En este sentido es de llamar la atención que el nuevo presidente designó con la palabra “superdelegados” a representantes del poder ejecutivo federal, o sea, la presidencia de la república en todos los estados, dotándoles de demasiadas facultades. En esta primera reunión, algunos gobernadores se pronunciaron en contra de dicha política y de inmediato el presidente redujo algunas de las principales facultades de dichos delegados, entre otras, la coordinación de seguridad.

i. Los mercados que tuvieron una baja en los primeros días después de la toma de posesión, se han venido recuperando paulatina pero permanentemente. Por ejemplo, el tipo de cambio en los últimos días se ha recuperado en más del 1%.

5. Acciones que requieren un puntual seguimiento

- Seguir de cerca lo que se destine del gasto público para el cumplimiento de promesas consideradas populistas.

- Crítica exacerbada al neoliberalismo, con frases como “han sido un fracaso total”, “acabar con minorías rapaces”, “han provocado una inmunda corrupción pública y privada”.

- Cancelación de la reforma energética. Hay que observar de cerca los acuerdos tenidos con inversores, constructores y empresas trasnacionales, por ejemplo, para la extracción del petróleo en el llamado “mar profundo”.

- Vigilar que no se altere la confianza de la comunidad financiera internacional por las decisiones que se tomen en relación a la cancelación del NAICM y el “rescate” de los bonos que se emitieron para la construcción de este último. En este sentido, ya se dieron señales positivas por parte de la sección financiera del nuevo gobierno que han servido para tranquilizar a los fondos extranjeros.

- Observar el respeto a organismos autónomos e independientes como pueden ser, entre otros, el Banco de México y el Instituto Nacional Electoral.

- Observar la opinión que dio el economista Jonathan Heath, quien manifestó que “la confianza empresarial empezará el sexenio con niveles muy deteriorados en comparación al inicio del sexenio anterior”.

- Ronda el nerviosismo en cuestiones de política económica internacional, como se podrían citar:

i) El acuerdo comercial China-EUA

ii) Perspectivas de alza en las tasas de interés que fije la “FED” de Estados Unidos

iii) Incertidumbre sobre el resultado final de los acuerdos tenidos con los tenedores de los bonos de NAICM.

- Dudas sobre el significado del nuevo logo del gobierno

Aparecen los siguientes personajes:

i) José María Morelos y Pavón, uno de los precursores de la independencia.

ii) Miguel Hidalgo y Costilla, iniciador de la independencia.

iii) Benito Juárez, presidente de México durante el siglo XIX, precur- sor de la llamada guerra de Reforma. Personaje con el que tiene cierta afinidad el nuevo presidente. Juárez tomó algunas decisiones polémicas y consecuentemente, éstas pueden generar algunas dudas sobre el nuevo gobierno.

iv) Francisco I. Madero, presidente de principios del siglo pasado, su lema fue “sufragio efectivo, no reelección”. Da confianza.

v) Lázaro Cárdenas. Presidente polémico del siglo pasado. Una de sus acciones fue la expropiación petrolera que estaba en manos de inversionistas extranjeros. Puede hacer dudar sobre la política de invitación hacia la apertura de la inversión extranjera.

6. Gabinete

- De los 17 secretarios de estado, la mayoría son gente muy calificada, varios con maestrías obtenidas en el extranjero o maestros de universidades del extranjero.

- Al frente de algunas entidades gubernamentales, se nombraron a ciertos miembros de “MORENA”, partido político al que pertenece el actual presidente. Dichos personajes han emitido opiniones u “ocurrencias” que han sido consideradas como negativas o que pudieran poner en riesgo la confianza y certidumbre económica.

- El nombramiento del llamado “jefe del gabinete”, señor licenciado Alfonso Romo, se le asignó la tarea de mantener la mejor de las relaciones con el sector privado-empresarial. Sin lugar a dudas es una decisión que da certidumbre y confianza.


7. Conclusiones

Normalmente el autor de este artículo, en la mayoría de los casos tiene la política de ver el “vaso medio lleno”. Por lo tanto tiene confianza en que va a haber crecimiento económico, no sabe en qué grado. Seguirá la invitación a la inversión privada y extranjera, se mantendrá el equilibrio de los factores financieros, bursátiles y cambiarios y en fin, se espera que se logre terminar con la corrupción, que se acabe con la impunidad y que haya paz y concordia entre los mexicanos.


Habrá que jugar con “nuevas reglas”, por ejemplo, acudir a las consultas populares, hacer públicas las críticas a las “nuevas ocurrencias” que pongan en riesgo la tranquilidad económica y política . Ser más participativos en cuestiones públicas, esto quiere decir dejar la zona de confort y estar más pendientes de lo que ocurre en el país. Ser creativos, no pesimistas, y sobre todo no hacer críticas sin la información: objetiva, veraz y completa.


Y finalmente a los mexicanos, especialmente a los jóvenes, nos queda la tarea de aprovechar esta llamada “cuarta transformación” para unirnos por los intereses comunes de desarrollo, crecimiento y paz, y no fomentar la desunión y crítica negativa. Porque así lograremos obtener la mejor versión posible de nuestro México.

TRATAMIENTO DE LAS INVERSIONES EN

Autor: Gonzalo García Velasco - Socio BBGS México

(placeholder)

POLÍTICA DE PRIVACIDAD

BBGS Abogados 2018 / Todos los derechos reservados

MÉXICO